RSS

Recetas: Tortilla de patatas sacromonte

Es cierto eso de que en tierras lejanas terminas echando de menos algunas cosas insinificantes pero que te recuerdan a tu casa. Esta tortilla de patatas algo especial me la enseñó a hacer mi madre, así que esta receta va para ella.


Ingredientes para una persona:

- 4 huevos
- 3 patatas medianas
- 1 cebolla mediana
- 1 pimiento verde
- 3 o 4 lonchas de chorizo
- sal
- aceite

Elaboración:

Comenzamos pelando las patatas, lavándolas y cortándolas en daditos al igual que la cebolla y el pimiento, y le echamos sal. Colocamos aceite en una sartén (lo suficiente para cubrir las patatas cuando las metamos) y esperamos a que esté muy caliente. Este paso es importante ya que si echamos los ingredientes a freir con el aceite frío absorveran mucho y quedarán pochos. Freímos las patatas algo menos que cuando las hacemos para comer directamente.

Batimos los huevos, troceamos el chorizo, lo mezclamos con el resto de los ingredientes y le añadimos una pizca de sal. Escogemos una sartén que no se pegue (a veces esto es dificil en un piso de estudiantes), y echamos un poco de aceite. Esperamos a que esté caliente y cuando esté listo vertemos la mezcla en la sartén.

Para mí el siguiente paso es el más dificil y es decisivo para la tortilla. Para realizarlo tenemos que tener preparado un plato algo más grande que la sartén, cuando creamos que por abajo está lista (procura que no se queme), pon el plato bocabajo encima de la sartén y agarralo con la mano contra esta. Con el mango dale la vuelta, separalo y pon el lado no cocinado hacia abajo. Esto requiere práctica, así que no te preocupes si en los primeros intentos terminas tomando un revuelto de patatas. Para que la tortilla tenga mejor pinta y se haga por dentro coge una espumadera y ve moldeando los bordes y aplastando en el centro.
En unos 20 minutos tendrás una tortilla de patatas sacramento en toda regla.



Aún más fácil:

- Esta tortilla tiene algunos añadidos que puedes cambiar si no te gustan o si tienes algunas sobras que quieres gastar. Algunas ideas son echarle: jamon de york, trozos de filetes de pollo o cerdo (cocinados que te hayan sobrado), salami, queso ...
- Si no te quedan patatas o quieres hacer la tortilla algo más "light" te recomiendo que sustituyas las patatas por calabacín. El sabor es muy rico y la preparación es igual a la de la patata. También puedes mezclarlos.

Curiosidades:

- Una alternativa a la tradicional forma de freir las patatas y las cebollas es hacerlo al microondas. Yo aún no lo he probado, pero en esta semana escribiré algo sobre el tema.

- Si tienes la mala (pero común) suerte de no tener ni una sartén buena en tu piso, te recomiendo que te pases por un ikea, ya que hay sartenes desde 1'99€, no son las mejores, pero nos pueden hacer el apaño. Otra opción es pasarse por una tienda "Casa", suelen tener buenas ofertas. Eso si, no os recomendamos que la compreis en un bazar.

11 comentarios:

Mari dijo...

Que rica, con ese choricillo, a mi me encanta, esta la hago aunque no sea estudiante ja ja ja un abrazo para los dos guapos

CocinArte dijo...

Que cosa más buena!! A mi tu madre no me enseñó este secretillo...jeje. Que bien coméis, así me gusta!!

Dámaris dijo...

Gracias Nuria jajaj la verdad es que es una buena receta, cuando la hagas nos cuentas, que seguro que te sale para chuparse los dedos.

Mari, pues claro! Aunque no seas estudiante te dejamos hacerlo jajaja :P , seguro que también te sale de lujo ;)

Carmen dijo...

nuria es que faltaron dias ,se me quedaron trucos en el tintero ,je
os ha salido buena la tortilla ,felicidades!

Kako dijo...

Hola!, que delicia de tortilla. Me parece que mas contundente y sabrosa que la que sólo lleva papas, no?.
Te gradezco tu visita a mi blog, tienes una pagina muy simpática que invita a quedarse.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Me encanta el blog, a favoritos que va! y la tortilla prometo hacerla pq vaya pinta tiene....

HadA*

Anónimo dijo...

Yo tenía un truco para recuperar las sartenes que se pegaban, pero es un poco engorroso. Hay que calentar la sartén con un poco de aceite, y cuando esté calentito (no caliente del todo, jaja), se le da la vuelta -pero encima del fregadero, por ejemplo- y se pone un poco de aceite en la parte de detrás de la sartén. Déjalo que se caliente y extiéndelo con una cuchara de madera o una espátula de madera.

Se supone que funciona... jajaja.

Besos, Míriam.

Carmen dijo...

aqui ,esperando el SUPER PISTO !!!

Dámaris dijo...

pff no se si lo subiré o subiré otro porque me lo comí xDD y el que queda está embotado!

Kako, Hada y Miriam gracias por los comentarios ;)

Kako dijo...

Gracias Damaris, eres un encanto al igual que tu madre.
Espero mas recetas por aquí, estas remolona, eh?
Besos.

Mª Ángeles Sánchez dijo...

Esta tortilla también la hacía mi madre, y ella me enseñó a mí.
Aunque ahora me gustan las comidas con menos grasas, debo reconocer que es una delicia para el paladar saborear un trocito de esta tortilla.
Y hacía tiempo que no la cocinaba, con lo que me has dado una buena idea para un cumpleaños que tengo mañana y llevaré algo de mi niñez, de mi tierra.
Un blog muy interesante.
Yo tengo dos de cocina. Uno cocina sin miedo, iniciado para que mi hijo que vive fuera tuviera oportunidad de hacer las comidas de casa, y el otro para estudiantes, sintetizandolo que tengo en el otro, quitando historias y simplificando la receta.
cocinayestudiasinmiedo (el nombre superoriginal, jajajajaj).
Saludos desde Málaga, Seguiré tu blog.

Publicar un comentario